Si hay un lugar mágico y recóndito de la Isla Bonita, ese es sin duda Poris de Candelaria. Como todo lo bueno, lleva su esfuerzo el llegar hasta allí y es que la carretera da impresión. Te lo dice alguien que ha estado en muchas carreteras de montaña por el mundo. En este artículo te cuento al detalle qué te vas a encontrar en el acceso a Poris.

Poris de la Candelaria (La Palma)
Poris visto desde el fondo de la cueva

Cómo llegar a Poris de la Candelaria

En el municipio de Tijarafe está el desvío que hay que tomar hacia Poris. Una vez tomado, verás que en menos de 200 metros el asfalto se vuelve cemento y la inclinación es muy pronunciada. El cemento rayado agarra mucho más que el asfalto y es necesario para que los coches puedan subir sin problema en pendientes fuertes como ésta. Este primer tramo, de unos 500 metros, es el más inclinado junto al último. Además, es muy estrecho. La diferencia es que en éste apenas hay curvas y en el último, hay bastantes.

A partir de ahí empieza una zona de asfalto con una pendiente más suave y con más anchura hasta cruzar las plantaciones de plátanos. Se baja más tranquilamente siendo la más cómoda.

Pasada la plantación, continúa el asfalto pero se estrecha y se suceden curvas de herradura descendiendo muchos metros en poco tiempo. Hay que ir atento a los coches que puedan subir para facilitarles su paso.

A 500 metros del final hay varios aparcamientos dónde dejar el coche. En temporada alta el aparcamiento de abajo puede estar lleno. Puedes asomarte desde ahí para ver si quedan huecos antes de descender. Y si lo estás pasando mal con el coche, es buena opción dejar aquí el coche ya que queda el peor tramo de todos.

Esos últimos 500 metros son los más bestias ya que la pendiente se vuelve muy pronunciada con cemento rayado, sin posibilidad de cruzarte con otro coche por la estrechez y está lleno de curvas cerradas.

La roca se mete en algunas casas de Poris de la Candelaria
A pesar de la carretera, merece mucho la visita a Poris

Consejos para conducir hasta Poris de la Candelaria

  • Si no eres habilidoso con el coche puedes pasarlo mal aunque en todo momento hay quitamiedos.
  • Antes de empezar la subida de vuelta desde el aparcamiento, mira y escucha si está bajando algún coche ya que en los primeros 500 metros de subida no hay espacio para cruzarse con uno de frente.
  • Para subir los tramos de cemento rayado hazlo en primera sin intentar cambiar de marcha.
  • No pares en ninguno de los tramos de cemento rayado o te será muy complicado arrancar. La pendiente es demasiado fuerte.
  • Usa con el claxon antes de las curvas cerradas cuando vayas subiendo así el que baja podrá saber que vienes y parar antes de la curva dejándote usar todo el ancho de la misma.
  • En la bajada, vete con precaución y atento por si hubiera que frenar ya que el que sube no tiene mucho menos margen de maniobra.
Aparcamiento de Poris de la Candelaria (La Palma)
Antes de iniciar la vuelta, comprueba que no najen coches

Camino peatonal de acceso a Poris

Una vez en el aparcamiento de abajo, tienes que seguir un camino de unos 400 metros de bajada que se hace en poco más de 5 minutos. No tiene dificultad y no tiene pérdida, pero a los más peques quizás se les haga duro por la cantidad de escalones.

Camino de bajada a Poris de la Candelaria
El camino a Poris no tiene pérdida

Abajo en Poris de la Candelaria, si el mar lo permite, hay varias zonas donde entrar al agua a bañarse. Así que no olvides tu bañador y los escarpines.

Tampoco olvides llevar agua y comida para el tiempo que vayas a estar ya que no hay ninguna tienda.

Llegando a Poris de la Candelaria
Primera visión de Poris de la Candelaria