Pasos de todo viaje

En este artículo te damos una serie de consejos generales para cambiar moneda en cualquier lugar del mundo. Aun así, en cada país te damos consejos específicos para conseguir la mejor tasa de cambio. Busca el artículo del cambio dentro del país que quieras consultar.

  • Cuando vayas a salir de un país, gasta antes todas las monedas que tengas y que no quieras quedarte de recuerdo. En muchas casas de cambio no aceptan monedas y sólo te cambiarán los billetes, así que compra unas galletas, pasta, un llavero para tu hermano o date un capricho y tómate un jugo recién exprimido :)
  • Como siempre recomendamos para todo, si buscas una casa de cambio date un paseo y consulta varias para quedarte con la mejor. Puedes perder 15 minutos pero puedes ahorrar unos euros/pesos/dólares/reales...
  • Muchos nos preguntan por la mejor tarjeta para sacar y para pagar. Siempre respondemos lo mismo: hay 2 tarjetas imprescindibles, una para pagar y otra para sacar. Además, llevar dos te evita problemas si no te funciona una, la pierdes, te la roban...
    • La mejor tarjeta para sacar es Bnext: gratuita, sin comisiones, 3 retiradas de cajero gratuitas al mes en cualquier cajero del mundo y con tasa de cambio oficial. Además te regalan <?php echo JText::_('BNEXT_RECOMPENSA');?>€ por hacértela a través de la web:

      Te recomendamos esperar a que vuelvan a ofrecer una recompensa para hacértela ya que puedes conseguir hasta 10€ gratis. Te avisaremos cuando llegue el momento.

    • La mejor tarjeta para pagar es N26: gratuita, sin comisiones y efectiva para pagar al cambio oficial por todo el mundo en cualquier moneda. No puede dar error en ningún comercio ya que es una tarjeta de débito.

      N26: tarjeta sin comisiones para viajeros (5€ de regalo por la web)

  • Cuando cambies dinero, intenta que te den billetes los más pequeños posibles, ya que los más grande son más difíciles de cambiar. Si lo sacas de un cajero automático, intenta usarlos lo antes posible: en el primer transporte al salir del aeropuerto, en el alojamiento...
  • Si cruzas una frontera terrestre, seguramente tengas que acudir a los cambistas. Cuanto más dinero cambies, mejor tasa te harán ya que más margen de beneficios tienen. Aun así, regatea todo lo posible. Hay fronteras donde te pueden hacer un mejor cambio que el oficial, incluso.
Cambiar dinero es uno de los quebraderos de cabeza en nuestros viajes