La entrada a Bagan son 20$ por persona que te da acceso a todos los templos durante una semana. Ese dinero va directamente al gobierno militar del país así que nosotros recomendamos intentar no pagarlo.

Si llegáis por el aeropuerto es imposible no pagar pues nada más pasar el control de pasaportes tendrás que pasar por la taquilla. Lo mismo ocurre si bajáis en barco desde Mandalay donde, nada más bajaros, os cobrarán el peaje. Por lo que hay que entrar por tierra ya sea en autobús o en tren. Una forma segura de no pagar entrada es llegar de noche en bus. Nosotros llegamos sobre las 4 de la noche procedentes de Bagan. A esas horas no hay nadie en la garita de control. La segunda opción es llegar en tren o en bus diurno bajándote en la estación de autobuses de Nyaung-U (está marcada en el mapa). Una vez allí, puedes caminar unos 5 km que te llevarán 1 hora más o menos por el camino marcado en rojo en el mapa de abajo. La garita donde el icono naranja y es lo que deberás evitar dando el rodeo marcado. La segunda opción es ir en taxi y "sobornar" al conductor ofreciéndole unos 3000 kyats además de la carrera para que vaya por una ruta alternativa. La carrera, sin el soborno, se puede conseguir por 7000 MMK con lo que no pagues más de 10000 MMK.

Camino para saltarse la entrada

Una vez que hayas pasado esa garita ya no tendrás que pasar otra en los días que estés en Bagan. Pero sí pueden pedirte la entrada al acceder en algún templo, especialmente al atardecer en los más famosos. A nosotros nos lo pidieron en una ocasión y dijimos que lo habíamos olvidado en la guesthouse y que no sabíamos que había que llevarlo encima. Nos dejaron pasar sin problema preguntando sólo que cuánto nos había costado. Con eso supongo que querrían asegurarse de que habíamos pagado y sabíamos la cantidad.  En cualquier caso, nunca ponen una multa y lo máximo que van a hacer es acompañarte a que compres tu ticket

Ahora que ya has visto cómo cruzar, lee qué templos ver y cómo recorrerlos.