Pasos de todo viaje

Seguramente ya has oído hablar bastante de esta app y lo cierto es que todo mochilero debería tenerla instalada en su teléfono. El concepto del Couchsurfing es dormir en casas de gente que te abre sus puertas para ayudar al viajero. Esto implica tener la oportunidad de convivir con alguien que vive o que ha nacido en la misma ciudad, que te lleven a los sitios desconocidos, te hablen de su cultura, te unas a sus costumbres, pruebes comidas y bebidas del lugar... Una experiencia mucho más profunda que quedarte en un hostel. Y además, es gratuito. El dueño de la casa no recibe nada y la app tampoco. Bien es cierto que últimamente han puesto 

Eso sí, existen ciertas reglas no escritas que debes cumplir, aunque todas son lógicas y no te supondrán ningún esfuerzo:

Hay que ser limpio. Durante tu estancia no esparzas todas tus ropas ocupando toda la habitación, no dejes ropa sucia o mojada en zonas que puedas manchar o molestar y saca tus botas a la ventana para que se aireen. El día que te vayas, deja todo como te lo encontraste, con las sábanas quitadas porque las lavarán, las almohadas colocadas y demás.

Ayuda en las tareas de casa. Si ves que el dueño está cocinando, limpiando, yendo a comprar, fregando los platos... Cualquier cosa que hagas te lo agradecerá tu couch.

Dudas que suelen surgir al empezar a usar Couchsurfing

¿Es necesario hospedar a alguien para poder ser hospedado? No. Puede facilitarte las cosas ya que ver en un perfil que hospedas a gente da muy buena opinión. Además, es un buen punto de partida para ver cómo funciona, pero no es necesario hacerlo.

¿Es difícil que te acepten la primera vez si aun no tienes ninguna opinión? Sí, las opiniones son vitales en esta app. Piensa que están metiendo en su casa a desconocidos a cambio de nada.