Pasos de todo viaje

Hacer autostop es además del mejor medio para ahorrar, una experiencia única. Tiene algo de adrenalina, de gymkana, de aventura... Sea lo que sea, hay algo que engancha. Nosotros, después de largo tiempo haciendo autostop por varias zonas del mundo, hemos listado en este artículo una serie de consejos que te serán de utilidad si planeas entrar en este maravilloso mundo.

  • Lo primero que hay que tener claro es que no es 100% seguro, siempre existe riesgo con esta práctica. Puede ser que alguien se detenga pero no te dé buenas sensaciones. Simplemente di no y espera al siguiente. La primera impresión es muy importante.
  • Colócate en un tramo de recta donde se te vea desde lejos y dónde haya un sitio para que pueda detenerse un coche sin molestar a otros vehículos. Nunca lo hagas en autovías o autopistas, en muchos países está prohibido simplemente entrar en ellas caminando.
  • Intenta hacer autostop tú sólo o con otra persona. Cuantos más vayáis más difícil es que te paren.
  • Un cartel con el nombre del sitio al que vas ayuda a los conductores a parar.
  • No en todos los países hay cultura de autostop ni tampoco de llevar a alguien de forma gratuita. Infórmate del país que vayas a ir. En nuestra web, en los artículos "Qué saber antes de viajar a..." podrás ver si es o no sencillo en cada país. Por ejemplo, que saber antes de viajar a Malasia.
  • Si estás en una gran ciudad, has de alejarte unos kilómetros del núcleo urbano. Toma un bus hacia la dirección a la que vayas y bájate en un punto que veas óptimo para empezar a hacer dedo.
  • Si alguien se detiene sé agradecido, habla con los ocupantes del coche, cuéntales tu historia, ofrece comida si tienes...
  • No en todos los países se hace el mismo gesto cuando quieres hacer dedo. También en los artículos de nuestra web "Qué saber antes de viajar a..." tienes toda la información. Por ejemplo, en Myanmar no se usa el pulgar en alto. Te lo explicamos en qué saber antes de viajar a Myanmar.
  • Las gasolineras son un buen punto para preguntar si alguien va en tu dirección y te puede llevar.
  • Muchas veces es un ejercicio de paciencia, no siempre es fácil que paren así que no desesperes y ve mentalizado a pasar tiempo esperando con el dedo en alto.