Si eres de los que no quieren que les descubran nada antes de un viaje, no sigas leyendo este artículo. Nosotros somos de ésos, pero hay mucha gente que prefiere saberlo o que viaja a través de las palabras y fotografías.

  • Se conduce por la derecha pero el volante está también al lado derecho en muchos coches. Antiguamente se conducía por la izquierda debido a la pertenencia de Birmania al imperio británico y fue en 1970 cuando cambiaron el sentido de los carriles. Sin embargo, hasta muchos años después se siguieron importando coches ingleses dando lugar a esta curiosa situación.
  • De sus 51 millones de habitantes, casi el 90% es budista, un 4% es cristiano y otro 4%, islámico. Tristemente estamos viendo la persecución actual a estos últimos por parte del gobierno.
  • Muchas matrículas, especialmente en las motos, están hechas con un cartón negro donde pegan los números y letras en alfabeto birmano. Esta placa tan rudimentaria la atan a la parte trasera con unas bridas.
  • En Yangon no verás una moto. Un antiguo rey birmano iba un día en su coche oficial por las calles de esta ciudad y tuvo un choque con una moto. Su reacción fue tan categórica como desproporcionada : prohibir la circulación de todas las motos por las calles de esta ciudad.
  • Ahora ya no está tan extendido pero en Yangon era gracioso ver cómo una de las aficiones favoritas era la lectura del periódico. Hay que recordar que el régimen de este país ha sido siempre muy estricto y que no existían medios de comunicación con lo que la salida del periódico era algo muy novedoso. Y a los habitantes de esta ciudad es algo que les encanta hacer.
  • Los hombres visten con falda pero no lucen piernas ya que les llega hasta los tobillos. Su nombre es Longyi y se trata de un rectángulo de 2 x 0,80 metros de algodón con diferentes colores y estampados. Los birmanos se lo ponen como cuando salimos de la ducha y nos enrollamos la toalla alrededor de las piernas formando un cilindro para hacer cosas por casa.
  • Al igual que en la India (aquí puedes empezar a planificar tu ruta por este país abrumador), está extendido el consumo del tabaco de mascar entre los hombres, especialmente. Su nombre es Betel y se trata de una hoja mezclada con nuez, cal y especias que mastican dejando los dientes rojos. De vez en cuando escupen la sustancia y parece que están soltando sangre por la boca. Es muy estimulante y adictivo con lo que se convierte en un producto muy nocivo que desgasta los dientes de forma acentuada. El consumo es tan común entre la población que se ha constituido como un problema público de salud. A simple vista podrás saber quién lo consume y quién no al ver su sonrisa. Hay mucho comerciante que lo vende por las calles, lo verás muy a menudo.
  • Mucha gente local lleva consigo una especie de cazuela metálica con un asa. Contiene comida para el día.
  • La mayoría de habitantes de Myanmar, sin importar sexo o edad, utilizan una especie de maquillaje en la cara. A simple vista parece que fuera una arcilla que se untan y que al secarse tiene un color beis. Su nombre es Thanaka y está hecha de corteza de árbol del mismo nombre mezclado con agua. Puedes incluso comprarla en los mercados birmanos si tienes curiosidad.
Thanaka Myanmar