Os vamos a proponer los dos alojamientos donde estuvimos nosotros: uno antes del trekking para estar relajados en un sitio barato y bonito, mientras que el segundo fue para ahorrar a la vuelta de estar en la selva.

Opción 1: bueno, bonito y barato

Pegado al río hay un acogedor hostel que se llama Junia Guesthouse. La habitación doble en una cabaña de madera con baño privado sale por 130000 rupias. La cama tiene red antimosquitos, con ventilador, te dan toallas, WiFi y desayuno incluido con zumo natural, fruta, varios platos a elegir como crepes o gastronomía local, café o té.

El personal es simpático y lo único en que te pueden insistir es que contrates con ellos el trekking por la jungla, pero puedes hacerlo con quien mejor precio te ofrezca. Al llegar te darán una bebida de bienvenida. El jardín que tienen está muy cuidado, con varias zonas donde sentarte a descansar. Los coches no llegan a esta zona con lo que estarás muy tranquilo escuchando solamente el rumor del río.

Imagen de la zona ajardinada de Junia Guesthoes
Imagen de la zona ajardinada de Junia Guesthoes

Opción 2: barato, barato y barato

El alojamiento se llama Penginapan Wak Nga. Esta opción es mucho más básica en cuanto a habitación. El entorno también es muy tranquilo aunque no tan cuidado. La habitación doble cuesta 35000 rupias con baño compartido. Muy económico. Tienen WiFi y ventilador en la habitación. Es más que suficiente para pasar una o dos noches en Bukit Lawang y difícilmente encontrarás algo por menor precio.

Entrada principal del Penginapan Wak Nga
Entrada principal del Penginapan Wak Nga