Este lugar tiene la playa más mágica de Sri Lanka, Mirissa Beach. Sobre todo cuando cuando el sol empieza a caer.

Nuestra recomendación de alojamiento económico en Mirissa

Contemplar el atardecer

Cada tarde la gente pasea por su arena buscando el punto más oriental para poder admirar los colores del atardecer. Es un bonito espectáculo. Una vez que el sol termina de dibujar colores en el cielo, la mayoría vuelve sobre sus pasos mirando las mesas llenas de pescado recién traído por los pescadores locales. Te sentarás en una mesa sobre la arena de la playa y rodeado de antorchas podrás tomarte una cerveza en un ambiente muy especial. Puedes leer todos los detalles a continuación.

Cenar en la arena de la playa

Al contrario de lo que hacemos normalmente recomendando comedores locales, aquí te obligamos a ir a la playa a un lugar donde te encontrarás con muchos extranjeros alrededor. Pero el ambiente es mágico. En el mapa puedes ver dónde está la zona.

Pescado en la playa de Mirissa (Sri Lanka)
Uno de los puestos de pescado donde elegir tu cena en Mirissa

A lo largo de la playa hay varios chiringuitos con sus mesas en la arena y un pequeño expositor donde colocan todo el pescado fresco que puedes elegir antes de ser cocinado. Tienes toda clase de pescado, los precios van en función del tamaño. Una vez que eliges las piezas que te han gustado, se lo llevan a la cocina y te lo preparan a tu gusto añadiendo patatas y ensalada. Para que te hagas una idea de precios:

  • Atún grande : 1800
  • Pescado rojo grande : 1500
  • Calamar : 500
  • 12 langostinos : 1000
  • 1 kilo de langosta : 3500

Nosotros pedimos los dos primeros y el atún tenía más sabor. Lo acompañamos con cerveza local Lion por 300 rupias.

Surf

Es una playa perfecta para practicar surf. Siempre con buenas olas. Tienes varios sitios donde alquilar tablas y entrar a compartir las olas con otros surferos. Eso sí, ten cuidado con las corrientes porque son fuertes.