Éstos son, según nuestra opinión, lo que todo viajero debería hacer en Sri Lanka :

  • Súbete a un tren en las Tierras Altas. Toma uno de los vagones ceilaneses con más 50 años de antigüedad, siéntate junto a la ventana y asoma la cabeza por ella para transportarte a los 60. Aldeas rurales, vías que serpentean haciéndose hueco entre las montañas y un verdor intenso que invade las plantaciones de té nos acompañarán durante nuestro viaje. Los trenes en Sri Lanka
  • Disfruta de un safari en los Parques Nacionales. No verás jirafas o hipopótamos pero podrás ver al leopardo si tienes suerte, elefantes, cocodrilos, búfalos de agua... Es una gran experiencia con paisajes que parecen sacados de África y con precios mucho más baratos que los del continente africano. Safaris en Sri Lanka. ¿A cuál ir?¿Cómo organizarlo?
  • Camina por la playa de Mirissa en la tarde, contempla el atardecer desde su parte más alejada a la puesta del sol y cena pescado elegido por ti antes de cocinarlo en uno de los muchos restaurantes con mesas en la arena de la playa rodeado de antorchas. Qué hacer en Mirissa
    Playas del Sur de Sri Lanka
  • Visita una de las fábricas del té. Deja que te expliquen el proceso de recolección y manipulación para después pasear por sus campos. Allí podrás ver a mujeres recolectando la hoja con la cara curtida por el sol, hablar con ellas y pasear por sus poblados. La experiencia vale mucho la pena. Fábricas de té en Nuwara Eliya
  • Recorre el Triángulo Cultural, sus dagobas, árboles, cuevas y montes sagrados. Triángulo Cultural de Sri Lanka
    Sigiriya, Sri Lanka
  • Descubre cómo pescaban en la costa Este y Sur del país. Hoy en día es bastante turístico pero ver cómo se encaraman a un palo clavado en el fondo del mar durante horas soltando la caña y acumulando su pesca en bolsas, es muy curioso.
  • Pasea por las calles de Kandy, recorre su lago y merienda en sus famosas Bakeries.  Qué hacer en Kandy
    Templo del Diente de Buda en Kady
  • Lleva productos gastronómicos de vuelta a casa, son muy baratos y podrás hacer comida asiática durante meses viniéndote a la mente ese maravilloso viaje que hiciste por Ceylan. Y por supuesto, lleva té para ti y para regalar.
  • Haz alguna actividad deportiva : surfea sus olas, haz trekking en las tierras altas, snorkel en sus costas en busca de nemos y doris, rafting... Incluso, si eres un apasionado y vas con un presupuesto mayor, juega al golf. No olvidemos que eran una colonia británica y que a día de hoy quedan muchos vestigios de aquella época.