Se la conoce como Bethlehem y es la cuna de la Navidad, el lugar donde nació Jesús. Es una ciudad palestina en la región de Cisjordania con un gran muro que la rodea. Y sin embargo es muy tranquila pues aquí no se aprecia apenas la tensión existente unos kilómetros más allá. De hecho, poco más de la mitad de la población es musulmana y la otra mitad es cristiana. La visita la puedes hacer en el día sin problema en bus desde Jerusalén y, si te levantas temprano, también te da tiempo a visitar Hebron.

Aunque no seas creyente, si alguna vez te ha interesado la historia de Jesús y del Cristianismo, la visita tanto a Belén como a Jerusalén merece mucho la pena. Hay dos puntos fundamentales y muy distintos en la visita a Belén: la zona religiosa católica y la del muro. Hay una distancia de 30 minutos a pie una de otra.

Nuestra recomendación de alojamiento económico en Belén

Mapa con la ubicación de todos los puntos

Zona religiosa

Iglesia de la Natividad. Lugar de nacimiento de Jesús

Está en la zona más alta de la ciudad. Se ve rápido, en una hora aproximadamente aunque depende de la cantidad de gente que haya en las iglesias. El punto cumbre de la ciudad se encuentra en la Iglesia de la Natividad, el lugar exacto donde se cree que nació Jesús. Aunque la iglesia está abierta antes, la zona del nacimiento la abren a las 9, pues están rezando los monjes hasta esa hora. A la iglesia se entra por una puerta de poco más de un metro de alto que te obliga a acceder postrándote. Actualmente se encuentra en una larga fase de restauración pero se puede visitar en su totalidad.

Punto exacto donde nació Jesucristo
Punto exacto donde se cree que nació Jesucristo

Milk Church. Pesebre donde la Virgen María, José y el niño Jesús se refugiaron de Herodes

El segundo punto es la Milk Church o Iglesia de la Leche que tiene en su parte subterránea la cueva donde se cree que se escondieron la virgen María, José y el niño Jesús en la matanza de los santos inocentes a manos de Herodes el 28 de diciembre. Aquí no suele haber nada de colas así que se trata de una visita más tranquila.

En el mercado que te marcamos en el mapa nosotros comimos un shawarma por 2 shekkels.

Muro y graffitis

Mural de Leila Khaled, por Banksy (Bethelem, Palestina)
Mural de Leila Khaled, por Banksy

La segunda parte que hemos nombrado es el imponente muro que los israelíes construyeron para separar la zona palestina de la judía. Por la parte palestina, el grafitero Banksi dibujó sobre el muro grandes graffitis con transfondo de protesta. Son dibujos enormes y muy simbólicos. Tendrás que recorrer el los puntos que os señalamos en el mapa. 

Niña registrando al soldado, por Banksy (Bethelem, Palestina)
Niña registrando al soldado, por Banksy

Los más significativos a los que puedes llegar caminando son los de La niña y el soldado, La paloma con la rama de olivo y el mural de Leila Khaled que puedes ver en las fotos. Además, hay muchísimos graffitis pequeños contra la construcción del muro. Casi todos los días hay gente dibujando.

Paloma con rama de olivo, por Banksy (Bethelem, Palestina)
Paloma con rama de olivo, por Banksy