Una botella de aluminio para llevar el agua, además de mantener fría el agua más tiempo, evita el uso continuo de las botellas de plástico que contaminan muchísimo. Podrás rellenarla en cualquier punto de agua potable como en el grifo en la mayor parte de Sudamérica o en los templos de Myanmar...

La opción que te proponemos es la botella Laken de 1 litro de aluminio, ligera y duradera. Suficiente para el 99,9% de tus jornadas viajeras.