La elección de calzado es clave para todo viajero. En tus pies descansa el peso de tu cuerpo y de tu mochila con lo que debemos invertir en el calzado. No debe darnos pena gastar ya que son botas o zapatillas que duran muchos años. Aun así, vamos a buscar un equilibrio entre precio y calidad.

¿Zapatilla o bota?

Es la primera pregunta que te has de hacer. Piensa en el uso que le vas a dar, si va a ser por montaña exclusivamente o también para caminar en tus viajes por cualquier superficie ya sea ciudad, caminos... Otro factor es el grado de elasticidad de tus tobillos. Una bota siempre te protegerá más que una zapatilla.

Si vas a usarlo exclusivamente en la montaña o tienes unos tobillos que se tuercen con facilidad, compra botas. En la montaña el terreno es más inestable y cada pisada puede ser motivo de torcedura. La bota te abraza el tobillo para evitar lesiones.

Si tus tobillos son fuertes y la vas a usar en viajes, las zapatillas son algo más recomendables ya que son más ligeras y ocupan menos. Además, son más frescas para climas templados y cálidos.

Membranas

Hay dos que son las mejores del mercado en los suyo aunque también las más caras: Gore-Tex y Vibram.

Gore-Tex

Gore-Tex hace tu calzado impermeable y transpirable con lo que podrás meterlas en agua siempre que no sobrepase la altura de la caña sin que el agua acceda al interior. No perderás la transpirabilidad con lo que evitas la sudoración del pie. Es una membrana que dura toda la vida mientras no se rompa la bota o zapatilla. El precio de la bota o zapatilla puede subir 80€ sólo por el hecho de incorporarla. Hay marcas que ofrecen modelos con su propia membrana, lo cual abarata el precio. North Face, Boreal, Decathlon... la tienen y funcionan bien pero no son tan duraderas y eficaces. Lo notarás en día de mucha lluvia.

Vibram

Vibram está diseñada para incorporarla en la suela y conseguir que sea más antideslizante. No evita todos los resbalones, hay algunos inevitables pero el calzado será más estable en superficies deslizantes. Al igual que en el anterior caso, existen alternativas. Contagrip es una gran opción que no está muy lejos del rendimiento de Vibram.

Flexibilidad

Una prueba que siempre hacemos es poner una mano en la puntera por la parte de la suela y otra por el talón. Tal y como la tienes agarrada, intenta flexionar la suela en torsión y en extensión, intenta también retorcerla. Tienes que notar cierta rigidez, que no se pueda doblar fácilmente porque si no, no estamos ante un gran calzado.

Nuestra recomendación en botas de montaña

En base a un precio aceptable, con Gore-Tex y Vibram, tenemos las North Face Hedgehog Hike Mid GTX

Versión hombre Versión mujer
                            

Nuestra recomendación en zapatillas de montaña

Un precio algo más bajo que las botas son las Merrell Moab 2 GTX. También tienen Gore-Tex y Vibram.

Versión hombre Versión mujer
             

Consejos tras tu compra

Nunca estrenes el calzado en un viaje o en la montaña ya que podrás pasarlo mal con las rozaduras o ampollas. Póntelo para caminar por casa o por la calle antes. Se tiene que amoldar a la horma de tu pie con lo que cuanto más camines con él, mejor. Sólo así tendrás la seguridad de que te darán el servicio deseado.