Vamos a daros varios consejos que hemos ido recogiendo según lo que vivimos en Malasia. Si no lo has hecho ya, antes deberías leer qué saber antes de viajar a Malasia:

  • La mayor parte de la población habla inglés con lo que no te costará comunicarte.
  • En los buses suele hacer mucho frío así que no dejes tu ropa de abrigo abajo en la bodega. De noche lo notarás más aun.
  • Los buses funcionan muy bien, hay tantas alternativas en las principales rutas que tendrás que darte una vuelta por las taquillas para averiguar el precio más barato. Además te dan ticket en casi todos con el precio establecido por ley, con lo que no te van a timar. Incluso hay cuatro líneas de buses urbanos gratuitas en Kuala Lumpur.
  • La red de trenes es rápida y moderna abarcando una buena parte del territorio. Verás que hay varias clases con distintos precios. Te será muy complicado conseguir la más barata porque hay alguna clase de pacto para no vender la clase barata a los extranjeros. No hay ninguna ley que lo prohíba pero cuando vayas a comprar tus billetes verás como siempre o casi siempre está completa dicha clase.
  • Se conduce por la izquierda, por si alquilas coche o haces dedo.

    Busca un coche de alquiler barato en Autoeurope

  • No se puede beber el agua del grifo, pero si no tienes mal estómago se puede hervir para tomar. Hay Water Stations por la calle que son máquinas donde puedes rellenar tu botella de aluminio metiendo 10 o 20 céntimos de ringgit.

    Nuestra recomendación de botella de aluminio en Amazon

  • Las lanchas van muy rápidas, casi fuera de control así que ve mentalizado para pasar un poco de miedo. Claros ejemplos son las que van de Kuala Besut a Pulau Perhentian y las de Marang a Pulau Kapas.
  • Es un país musulmán con lo que el viernes es un día de descanso. Aunque no está todo cerrado como sí ocurre en el Sabbath.
  • Cambia o saca moneda local al entrar en el país.

    Cambio del día y consejos para conseguir ringgits en Malasia

Aviso de salud

Existe un gusano en las playas de Malasia que se te mete por el pie sin que te des cuenta. A los dos días lo notas ya que aparece un surco por el que el gusano va haciendo camino. Para matarlo hay que tomarse unas pastillas que podrás encontrar en las Farmasi (farmacias malayas). Pregunta a la gente local si te ocurre, ellos te sabrán decir dónde conseguir la pastilla. Y bajo ningún concepto intentes sacarlo por tu cuenta pues nos contaron historias desagradables de gente que lo intentó...

Precios de referencia

Botella de 1 litro y medio de agua : 2 MYR. No lo compréis en en "7-Eleven" ya que es más cara, id a una tienda de barrio.