Incluso para los que tienen buena orientación, al principio cuesta cuadrar la ciudad en tu cabeza. Está llena de calles estrechas peatonales que forman una maraña laberíntica muy especial. Nosotros nos metimos el mapa en la cabeza después de visitar el Sagrado Sepulcro y el Muro de las Lamentaciones. Pero además tenemos estos consejos: 

  • Los vendedores no son nada pesados, aunque el ambiente te recuerde a un país musulmán no tiene nada que ver.
  • Hay muchos baños públicos gratuitos así que no te preocupes por este tema.
  • En las entradas de sitios de pago de Jerusalén no hace falta mostrar el carnet de estudiante, con decir que lo eres te van a hacer el descuento.
  • La mayoría de tours empiezan a las 9 a recorrer la ciudad vieja con lo que te puedes adelantar para evitar aglomeraciones, especialmente en el Sagrado Sepulcro. Si vas más tarde podrás estar hasta 1 hora esperando en la fila.
  • Si necesitas dinero, las casas de cambio te dan una tasa muy buena.

    Cambio del día y consejos para conseguir séquels en Israel y Palestina

  • Si quieres cenar gratis, el Hebrón Youth Hostel del barrio musulmán da arroz, patata y zanahoria cocida y algo de carne como alitas o albóndigas pequeñas. Es para todo el mundo, está en la cultura musulmana invitar a comer. No importa que no estés alojado en el hostel, simplemente sube a la azotea y espera tu turno a las 6pm todos los días. Cuando termines lava tu plato y tus cubiertos. Tienes la ubicación exacta en dónde comer en Jerusalén.
  • Ten en cuenta que Jerusalén está una zona alta y es un lugar frío en invierno. Nosotros no teníamos esa imagen y menos mal que llevábamos algo de abrigo porque si no puedes pasar frío.
Vista de Jerusalén
Vista de Jerusalén