Bacalar es un lugar mágico de esos que te atrapan y en los que puedes días y más días. Además de un pueblo, es la Laguna de los 7 Colores llamada así por los 7 tonos de azul distinto que tiene. No sabemos si tiene tantos pero desde luego es espectacular

Qué ver y hacer

Nadar y navegar en la laguna

Puedes recorrer un tramo en canoa o nadar sus aguas. Nosotros una mañana en nuestro hostel, nos subimos a una canoa antes del amanecer y remamos hasta un punto donde se veía la salida del sol por encima del agua. Ahí estuvimos disfrutando de un espectáculo impresionante.

Laguna de Bacalar, la Laguna de los 7 Colores (Quintana Roo, México)
Los diferentes tonos de azul dibujan una laguna espectacular

Cenote

Este cenote no es como los típicos lagos en un hundimiento al que accedes bajando unos metros. Éste forma parte de la laguna y se encuentra en una orilla del lago donde se puede observar como hay una pequeña zona donde es mucho más profundo. De hecho, a simple vista no se ve el fondo. El color del agua es muy oscuro y se puede bucear metros abajo.

No olvides llevar tu snorkel en la mochila.

Dónde dormir

Uno de los lugares más mágicos en que hemos dormido es en Casa Tortuga, a la orilla de la Laguna con un muelle donde puedes navegar con sus canoas y patinetes de dos plazas además de varias zonas comunes siempre con vistas al agua. Está algo apartado del núcleo urbano unos 15 minutos caminando, de ahí su tranquilidad, y nosotros no pudimos reservar con antelación.

Nosotros acampamos con nuestra carpa por 100 pesos con desayuno incluido. Tiene WiFi, cocina compartida y agua mineral ilimitada.

Orilla de la Laguna en Casa Tortuga

Dónde comer

Hay un comedor social en el pueblo de Bacalar donde se come por 10 pesos. No es una gran cantidad de comida pero te quedas bien y además ayudas al comedor a mantenerse y a la asociación a sacar adelante sus proyectos.

Comimos huevo con chaya acompañado con un jugo.

Mapa con la ubicación de los puntos