Depende del tiempo que tengas puedes usar unos medios u otros, ya que unos tardan mucho más que otros y seguramente prefieras invertir el tiempo en conocer lugares que en desplazamientos.

3 o más semanas

Si tienes mucho tiempo (mínimo 3 semanas), puedes usar autostop o hacer la botella, como allí lo llaman. Es utilizado por las clases menos favorecidas y no es sencillo ver a extranjeros haciéndolo. Normalmente, el conductor te pedirá algo de dinero pero al cambio es mucho menos que un céntimo. Incluso en las salidas de las grandes ciudades es la policía la que para a los coches para que los autostopistas suban.

Otra opción para cuando tengas 3 o más semanas es usar los buses de los cubanos que conectan poblaciones cercanas. Tendrás que tomar varios para moverte de un punto a otro de la isla perdiendo más de un día por trayecto probablemente, pero el precio es muy muy bajo pues se paga en pesos cubanos.

Menos de 3 semanas

Hay dos opciones rápidas aunque mucho más caras.

La primera es usar el bús (www.viazul.com). Se trata de una empresa cubana que une los principales destinos de la isla. No es nada barato pues un viaje de 6 horas puede salir por unos 25 USD al cambio. Es una compañía dedicada a los extranjeros.

Y por último, los coches compartidos. En Cuba es legal que los conductores particulares puedan hacer traslado de pasajeros y te será fácil encontrar conductor para ir de un punto turístico a otro. El coche siempre va lleno pero es una experiencia cuando pasas 6 horas en un coche de hace 60 años. Te los van a ofrecer por la calle, no tendrás que buscar mucho. El precio es similar al bus pero es más rápido porque va directo.

Moverse en las ciudades

Un
Un "almendrón" recorriendo el malecón de La Habana

En las grandes ciudades como La Habana tienes la opción del taxi y de los buses, también llamados guagua y que incluso se exportó la palabra a Canarias en España. El precio de los buses es nada: 1 peso cubano. Pero tendrás que buscar la línea que te lleve a tu destino que no siempre es fácil.

Los taxis están por todas partes. Los hay modernos y "almendrones". En los taxis modernos, el taxímetro apenas se usa y tendrás que negociar el precio antes de subirte. Para que te hagas una idea, se suele cobrar 1 peso convertible (CUC) por kilómetro.

Los almendrones son los coches de hace 60 años, los reconocerás muy rápido. Hacen rutas fijas más o menos, pudiéndose desviar ligeramente, y los tendrás que parar levantando el brazo. Para saber dónde esperar a uno, lo normal es ubicarte en la calle principal que tengas más cerca y ponerte en el sentido hacia tu destino. Los almendrones que lleven hueco, pararán y te preguntarán la ruta. Si te dicen que sí, sube. Si te dice que no es que no es su ruta ni le queda cerca. Si no tienes claro dónde pararlos, pregunta a los cubanos, te sabrán decir el lugar exacto. No hay que negociar el precio. Te cobrarán 20 pesos cubanos ó 1 convertible al bajarte.