Varias generaciones hemos crecido con estos entrañables dibujos animados que dan vida a la novela escrita por Johanna Spyri. La historia de las montañas se desarrolla en los pueblos de Dorfli y Maienfeld que en la ficción están separados por unos minutos de caminata. Sin embargo, en la realidad están cada uno en una punta del país.

Cómo llegar

Para visitar la casita de Heidi hay que ir a Maienfeld, en la zona sureste del país. Según te acerques verás señalizaciones con la palabra "Heididorf" (pueblo de Heidi) por la autovía anunciándolo según te acercas a la zona. Una vez te desvíes para entrar en Maienfeld, seguirás viendo flechas marrones con la misma palabra. Te harán llegar al aparcamiento del hotel restaurante, marcado en el mapa, donde dejarás el coche sin pagar parking, raro en Suiza, para empezar el corto paseo hasta el pueblecito que hace las veces de Dorfli. No se parece pero si le echas imaginación podrás ver semejanzas :)

Qué ver

En la aldea tienes la casa de invierno de Heidi a la que podrás entrar pagando 13,90 francos por adulto y 3,90 por niño. Es lo único por lo que tendrás que pagar y no es que merezca mucho la pena. No esperes que sea tal cual, de hecho si recuerdas la casa donde pasan el invierno en la serie, se trata de un sitio abandonado y sin tejado que el abuelo rehabilita, mientras que aquí es una casa más del estilo a la de las montañas. La tienen decorada con muebles, utensilios y muñecos pero no se parece a la de los dibujos. La parte curiosa es que te dejan tocar todo, cosa rara en este tipo de exposiciones.

Una vez en el exterior, ascendiendo un poco más arriba, apenas 30 metros vas a ver una casa que se parece mucho a la del abuelito en las montañas. Parece ser un restaurante que han hecho reproduciendo con bastante exactitud a la original. Cuando fuimos nosotros estaba cerrado pero entramos a hacernos unas fotos colándonos por los tornos de salida, de ahí que no tengamos claro que sea un restaurante.

La visita temática a los rincones de la serie se puede continuar montaña arriba por un camino que asciende por entre los árboles haciendo zigzag hasta llegar a la casita del abuelito en aproximadamente una hora. Por el camino te encontrarás 12 puntos con distintas temáticas que te recordarán a la historia de Heidi.

Hay que tener en cuenta que en invierno puedes encontrar la casa cerrada incluso los fines de semana ya que es temporada baja. En el último punto tienes la temporada de apertura.

¿Merece la pena?

Depende del recuerdo que tengas de la serie y de si estás por la zona. Ir adrede no tiene sentido pero si estás por allí es una visita agradable y bonita por casitas suizas. Si además vas con niños, ellos estarán encantados de ver aquello.

Tarifas, temporada y horarios

Debajo os marcamos los datos prácticos. La temporada de apertura es cuando se puede acceder a la casita de invierno de Dorfli. El resto del año podrás visitar todo sin acceder a dicha casita.

Tarifa: 13,90 CHF adultos | 3,90 CHF niños (5-14 años)
Horario: 10am - 5pm
Temporada de apertura: 15 marzo - 15 noviembre