En este artículo describimos una serie de datos curiosos que nos contaron cuando estuvimos por Budapest. No sólo hablan de la capital sino que también hay información sobre toda Hungría.

  • Los húngaros tienen complejo de perdedores: la primera y segunda guerra mundial, las dos revoluciones contra los soviéticos... Nunca han salido victoriosos y eso ha calado en la población aunque también hacen muchos chistes con el tema.
  • Tienen mucha rivalidad con los rumanos. Tras la primera guerra mundial el imperio austrohúngaro fue particionado dejando gran parte en la Rumanía actual. De ahí vienen los rencores.
  • El metro de Budapest es el más antiguo de Europa tras el de Londres.
  • El espectacular edificio del Parlamento de Hungría es el tercero más grande del mundo tras el rumano y el argentino. Según a quién le preguntes te dirá que es el segundo más grande.
  • El 96 es su número de la suerte, el más simbólico de todos. El imperio húngaro se fundó en el año 896 y de ahí viene esta curiosa superstición.
  • Los dos edificios más altos del país están en Budapest y miden exactamente 96 metros: el Parlamento y la Basílica de San Esteban. Está prohibido que ningún otro edificio llegue a esa altura.
  • Al igual que el euskera, nadie tiene claro el origen del idioma húngaro.
El metro de Budapest es el más antiguo tras el de Londres
El metro de Budapest es el más antiguo tras el de Londres