La basílica de St. Stephen's es la iglesia más grande de la ciudad. Se llama así en honor al primer Rey de Hungría. La visita es gratuita aunque se requiere la voluntad. Ellos proponen 200 florines en un cartel sobre una hucha y normalmente hay un hombre de la iglesia atento para que deposites tu moneda. No se fija en el valor pero sí en que eches algo a la hucha.

Se puede subir a la torre como ya os contamos en las vistas de la ciudad desde Buda. El precio son 600 florines y no es mala vista, pero las de Buda son más espectaculares. En la cripta de esta basílica está enterrado nada menos que Puskas, el que fuera jugador del Real Madrid. En un país perdedor, todo un campeón de 5 copas de Europa es un mito.

En Navidad hacen un espectáculo de luces sobre su fachada principal y la plaza se convierte en un mercado navideño gastronómico donde poder degustar las bebidas y comida húngaras.

Fachada principal de la basílica San Esteban
Fachada principal de la basílica San Esteban

 Mapa de la Basílica de St. Stephen's