Inicio de la ruta: La Cabrera
Tiempo total: 5h
Tiempo neto: 3h30
Altura máxima: 1563m
Altura mínima: 1065m
Desnivel positivo acumulado: 890m
Distancia: 11 km
Dificultad: media, con pequeñas trepadas en ambos picos
Material: lee la última sección del artículo

A unos 50 kilómetros de Madrid hay una línea de picos en cuyos extremos están el famoso Pico de la Miel y el Cancho Gordo. En esta ruta circular se suben ambos.

Descripción de la ruta

Nosotros dejamos el coche en el punto señalado en el mapa que era lo más cercano a la A1. El camino está en todo momento señalado con la marca de PR (pequeño recorrido) que son dos líneas horizontales, una amarilla y otra blanca. De ahí iniciamos una subida constante por el lateral del Pico de la Miel. El camino es cómodo aunque algún tramo es de escalones y pica la pendiente.

Marcas del PR en la senda del PIco de la Miel y Cancho Gordo (Madrid)
Marcas del PR en la senda del PIco de la Miel y Cancho Gordo

En unos 30 minutos está el desvío a mano izquierda que te lleva a la cumbre. Hay que estar atento al GPS ya que no está marcado pero sí se ve como sale una senda. Son 10 minutos hasta la cima. Los últimos 5, es por rocas y tienes que ir buscando tu camino. Primera cima conseguida. A los pies verás la Cabrera, hacia el sur, Madrid y hacia el este, el embalse del Atazar.

Punto geodésico de la cima del Pico de la Miel con el embalse del Atazar al fondo (Madrid)
Punto geodésico de la cima del Pico de la Miel con el embalse del Atazar al fondo

Baja hasta el punto donde te desviaste para retomar la ruta circular. Tienes por delante 45 minutos de llanos con ligeras subidas y bajadas. Poco a poco vas dejando de lado las construcciones, la autovía y demás elementos que te hacen no estar del todo en la naturaleza. Llegarás tras ese tiempo a un collado donde verás de nuevo la Cabrera y donde seguramente haya gente descansando.

El sendero se vuelve más llano y ya no hay construcciones en el paisaje (Pico de la Miel y Cancho Gordo, Madrid)
El sendero se vuelve más llano y ya no hay construcciones en el paisaje

Tómate tú también un descanso y come algo, pues te queda lo más duro: la subida de 20 minutos a la cima del Cancho Gordo. La pendiente ahora sí es fuerte. Los primeros 15 minutos no tienen ninguna dificultad más allá del propio desnivel pero, los últimos 60 metros se hacen trepando por una chimenea que en caso de vértigo te puede costar. Desde la cima puedes ver de nuevo Madrid, la Cabrera y, además, la cresta de Peñalara con los riscos de Claveles y los Pájaros.

Chimenea que hay que trepar justo por debajo de la cima del Cancho Gordo (Madrid)
Chimenea que hay que trepar justo por debajo de la cima del Cancho Gordo

Nos queda descender por el mismo sitio hasta el collado y desde ahí tienes dos opciones: volver por el mismo camino de la ida o bajar hacia la Cabrera. La segunda opción requiere de ir mirando el mapa ya que hay varios cruces de caminos en que no está del todo claro por donde ir. Es más divertida porque vas por bosque entre fincas apartadas del pueblo. Los últimos 15 minutos sí son más feos puesto que tienes que ir por aceras y por la antigua N-I. No hay peligro pero no tiene ningún aliciente.

Vistas desde el Cancho Gordo hacia Peñalara (Madrid)
Vistas desde el Cancho Gordo hacia Peñalara

Recomendaciones, qué llevar

  • 2 litros de agua por persona. La subida te dará sed especialmente si es un día de calor. Evita las contaminantes botellas de plástico y usa botellas de aluminio.
  • Botas de montaña. Hay mucha roca y darán mejor resultado que las zapatillas de montaña. Si aun no tienes, puedes leer cómo elegir el calzado de montaña.
  • Ropa cómoda y un cortavientos ya que en el collado y en la cima suele pegar bastante.
  • Comida suficiente: bocadillos, chocolate, barritas energéticas, frutos secos, fruta... Harás varias paradas y debes reponer fuerzas.

km,