Una esterilla es necesaria si vas a acampar o dormir al raso ya que te aísla del frío del suelo. Se nota muchísimo.

Las hay de dos tipos, las que se enrollan tipo las de gimnasio pero que ocupan mucho y apenas amortiguan o las que se inflan y ocupan muy poco cuando las guardas. Las primeras son más baratas pero más incómodas y menos prácticas. Nosotros hemos tenido de las dos y preferimos las segundas. Lo único es tener cuidado de no ponerla en zonas de cardos donde se pueda pinchar.

Nuestra recomendación es esta esterilla de Relefree, hinchable, con almohada integrada, funda para transportar sin apenas ocupar y 600 gramos de peso. Además viene de regalo un antifaz y 6 parches para posibles pinchazos.