Sri Lanka es un país que fascina por su cultura, su variedad en religiones, paisajes, clima, su autenticidad... Pero sobre todo por su gente. Recuerda a La India en cuanto a este último punto y puede ser un buen inicio antes de dar el salto al país hindú si uno no se atreve de primeras. Pero no son comparables en cuanto al caos y la dificultad que a veces tiene uno en La India para moverse por allí. De hecho, la mayoría de viajeros coincidimos en que es el país más complicado del mundo para moverse de mochilero: si sabes desenvolverte en La India, sabrás hacerlo en cualquier otra parte del mundo.

Los habitantes de esta isla son muy abiertos, curiosos y agradables. Te facilitarán la vida en un territorio ya de por sí sencillo para moverse. La comida es variada y con un toque picante sin ser excesivo. El pescado es buenísimo. La variedad de paisajes en un espacio tan pequeño es enorme. Las playas son más bien solitarias y rodeadas de una vegetación abundante, perfectas para practicar deportes como el surf. Podrás hacer safaris para intentar ver al leopardo, entre otros muchos animales. Podrás recorrer tierras altas del té y ver cómo se cultiva el famoso té de Ceilán... y si a eso le añadimos que el país es muy barato, tenemos un destino imprescindible :)

Si ya te hemos convencido, lee lo que necesitas saber para recorrer este precioso país que aun está por descubrir para muchísimos viajeros.

Lo primero que tenemos que hacer para viaja a Sri Lanka es obtener el visado on-line con antelación. Desde 2012 todos los extranjeros tenemos que sacar lo que llaman el ETA (Electronic Travel Authoritation) y aquí te explicamos lo sencillo que es.

Y para seguir vamos a contarte qué ver y hacer en Sri Lanka.