Esta ciudad es la joya de la corona. Es una ciudad colonial que han llenado de establecimientos de todo tipo.

Nuestra recomendación de alojamiento económico en Galle

Fuerte de Galle

Cuando cruzas la puerta de su fortificación, parece que accedieras a otro país y otra época. Las calles están empedradas, los edificios bien construidos, pintados y hasta tienen plantas, apenas hay vehículos y no existe el caos de Sri Lanka.

Paseando por sus calles encontrarás boutiques, tiendas de artesanía, museos, bares más modernos... Todo mucho más caro que los precios medios del país.

Llega hasta el faro donde hay unas bonitas vistas.

Faro de Galle (Sri Lanka)
Faro de Galle

Atardecer desde el Fuerte

Uno de los atardeceres más espectaculares que vimos en Sri Lanka lo disfrutamos desde el punto que te señalamos en el mapa. Un cielo rojo con alguna nube despistada.

Exterior del Fuerte

Pero lo bueno es contrastar y salir de las murallas para darte cuenta del caos y sus mercados multitudinarios. En uno de esos mercados, el de la fruta, nos tomamos la mejor macedonia que hemos probado nunca.

Playa

Las playas de Galle no son gran cosa pero puedes ir a Unawatuna en bus donde tendrás más tranquilidad y mejores vistas. Si has ido o vas a ir a Tangalle o Mirissa no hace falta que vayas en Galle ya que son mucho más bonitas.