Este rincón de Myanmar es un ejemplo de la fe birmana en el budismo. Se trata de una roca de granito muy grande y totalmente recubierta de pan de oro que los visitantes devotos van adhiriendo a sus paredes. En su parte superior tiene una estupa de 7 metros de altura. Se encuentra suspendida en el borde de un precipicio en un monte Kyaiktiyo por efecto de fenómenos volcánicos. A simple vista parece que la fuerza de la gravedad tendría que hacerla caer montaña abajo y, sin embargo, se sostiene sin ninguna ayuda artificial como anclajes o cemento.

Nuestra recomendación de alojamiento económico en Kyaiktiyo

Según la leyenda, la roca está sujeta por un pelo de Buda. Verás a mucha gente agachada para ver si realmente está apoyada ya que mucha gente cree que está en el aire.

Se trata de uno de los 3 sitios más sagrados de todo el país.

Roca Dorada Myanmar
La Roca Dorada

¿Cuándo subir?

Las vistas desde el alto son muy bonitas e incluso en días claros podemos ver el mar a lo lejos. La propia roca se ve más bonita en el atardecer cuando los últimos rayos de sol inciden sobre su superficie dorada. Tendrás que ver la previsión de nubes ya que te puede estropear las vistas y el efecto del sol en la roca. El amanecer también es buena opción.

Tarifa

La entrada, sólo para extranjeros, son 6000 kyats

Restricciones

Aquí, como en todos sus lugares sagrados debemos descalzarnos. Los calcetines tampoco están permitidos. Te ensuciarás los pies, seguramente no os importe pero os lo avisamos.

Las mujeres no tienen permitido tocar la roca, de hecho no pueden avanzar más allá de la valla que la rodea. Cosas de la religión budista. Los hombres pueden acceder a ese pequeño recinto pero sin objetos que entorpezca la circulación de personas como mochilas y bolsos.

¿Merece la pena?

Muchos viajeros se hacen esta pregunta. En nuestra opinión os diremos que dependiendo del tiempo que tengamos iríamos o no. Nunca nos dejaríamos la ciudad de Yangón, el Lago Inle y los templos de Bagán sin ver, con lo que pensamos que si tienes 12 o más días de viaje, lo incluiríamos en la ruta. El trayecto hasta aquí es largo y necesitarás 2 días para verlo contando con los desplazamientos. Pero esto es sólo nuestra opinión pues hay viajeros que este punto es imprescindible en la antigua Birmania.