En este artículo os contamos los consejos que hemos ido recopilando después de estar viajando por Myanmar durante semanas. Complementan a los que ya escribimos en qué saber antes de viajar a Myanmar.

  • Para buscar alojamiento, la página web que mejor funciona en este país es Agoda. Pertenece a Booking con lo que puedes confiar plenamente en la web si aún no la conoces. Pagarás al hacer la reserva con lo que puedes tenerlo en cuenta para saber cuánto dinero sacar o cambiar al llegar al aeropuerto.
  • El couchsurfing no funciona bien en Myanmar y es que el gobierno militar que tienen les prohíben tener a extranjeros en casa. Esto es así para que el viajero tenga que gastar en alojamiento. Nosotros conseguimos sólo en Mandalay y no fue a través de la web sino por conocer al couch en las calles. Yangon es la ciudad donde menos complicado es conseguir un sofá.
  • No se puede beber el agua del grifo como pasa en el resto del sudeste asiático pero es muy sencillo encontrar agua potable sin tener que comprar en las tiendas. Normalmente hay dispensadores en todos los alojamientos, por barato que sea. Además en los templos y restaurantes locales encontrarás también los dispensadores. Son muy similares a los occidentales con la garrafa azul de unos 15 litros y un pequeño grifo para echar el agua.
  • La comida callejera y en pequeños restaurantes locales es muy grasienta. Les encanta echar grandes cantidades de aceite y freír todo. Si tu estómago sufre con la comida aceitosa, no aguantarás ni un día probablemente. Pero siempre hay alternativas como restaurantes algo más caros o nuestro salvavidas alimenticio por el mundo : la fruta. La hay en gran cantidad, muy rica y barata.
  • Los consejos sobre dónde cambiar o sacar dinero puedes verlos aquí, pero es muy importante cambiar el dinero que te sobre del viaje antes de abandonar el país, pues en ninguna otra parte podrás hacerlo.
  • Los birmanos son gente muy alegre, con la sonrisa dibujada en la cara en todo momento. Los que intentan venderte algo no son nada pesados, quizás sea el país del sudeste asiático donde más tranquilo pasearás por zonas comerciales.
  • Es un país de mayoría budista, religión que tiene algunas connotaciones machistas. Hay ciertas restricciones para las mujeres, sobretodo en el tema religioso. Tendréis que estar atentos a los carteles ya que hay zonas donde las mujeres no pueden entrar. Por ejemplo, en la roca dorada de Kyaikito las mujeres no pueden ni acercarse o algunos templos del Lago Inle donde no pueden acceder a ciertas zonas.

 

Mujeres prohibidas en Myanmar
Letrero de "prohibido mujeres" en un templo del Lago Inle