Yogyakarta es una ciudad imprescindible en cualquier ruta por Indonesia. Con 2 ó 3 noches tendrás suficiente para recorrer sus lugares más espectaculares.

Nosotros nos quedamos en Oke Baik Hostel donde por unos 6€ tienes en habitación de 8 con baño privado, lockers y WiFi. La ubicación es cercana a la calle Malioboro, el eje principal de la ciudad, y los dueños son muy simpáticos. Nos pareció un alojamiento perfecto para explorar Yogya.