Viajar por Colombia es un placer, con su gente que te cautivará y no es el país peligroso que todavía nos venden en muchos lados. Aquí te dejamos unos consejos para que disfrutes aún más.

  • Regatea con una sonrisa en la cara. Todo es negociable en Colombia así que juega al regateo. Cuando vayas al mercado pide la "ñapita" justo cuando terminen de echarte el producto, para ellos es como un extra que añaden a la cantidad. Todos los locales lo hacen :)
  • Cambia o saca dinero al llegar al entrar en el país. En general, los precios son muy bajos en Colombia.

    Cambio del día y consejos para conseguir pesos en Colombia

  • Lleva siempre ropa de abrigo en los buses, sobre todo los nocturnos. Verás que la gente sube con mantas, así que no escatimes en ropa de abrigo o pasarás mucho frío y unos días de dolor de garganta.
  • Si sigues nuestros consejos no vas a alquilar un coche pero si lo haces, ten en cuenta que todos los meses, desde mediados, el combustible escasea en las gasolineras. En ese momento la gente empieza a sacar botellas llenas de gasolina a un precio mucho mayor. Identificarás los sitios porque ponen un palo de un metro aproximadamente en pie con una botella vacía insertada en la punta de arriba. Por lo tanto, intenta llenar el depósito antes de mitad de mes.
  • Evita los taxis si puedes. Se oyen muchos casos de paseos por los cajeros en que secuestran al pasajero y le obligan a sacar todo el dinero posible con sus tarjetas por varios cajeros.
  • Para comer buena cantidad y barato busca los "corrientazos". Es un menú que te incluye sopa, plato principal y jugo natural (zumo). Suelen costar menos de 4€ al cambio y te dejan lleno. Si tienes menos hambre, las arepas, el sancocho o las empanadas te servirán para comer rico.
  • Si vas a la zona de la selva, infórmate bien de la peligrosidad. Aun quedan áreas peligrosas.
Sancocho colombiano
Un buen sancocho siempre te va a sentar muy bien