Conducir en Canadá: 10 consejos y normas distintas a Europa

Si estás pensando en alquilar un coche para conducir por Canadá, aquí te dejo los 10 consejos que debes saber y las normas de conducción que hay distintas a las europeas.

Busca un coche de alquiler económico en Autoeurope

10 consejos para conducir por Canadá

1. Documentación necesaria

Lo primero que debes saber es que necesitas el Carnet de Conducir Internacional ya que el europeo no es válido en Canadá. Si lo solicitas en España, puedes hacerlo a través de internet, pagando la tasa y 2 días hábiles después lo tienes en la jefatura de tráfico que indiques en la solicitud. Tendrás que acercarte a ella con una foto de DNI para que te lo den físicamente. Tiene 1 año de validez y cuesta 10,30€.

2. Estilo de conducción

La conducción es muy tranquila, nada agresiva incluso en hora punta. No usan el claxon prácticamente nunca y tienen una paciencia infinita. Siempre hay alguna excepción.

3. Límites de velocidad

Las distancias se miden en kilómetros, a diferencia de EEUU que usan las millas. Los límites de velocidad son bajos, hay que estar atentos. La velocidad máxima en autopistas son 100 km/h, en ciudad son 50 km/h y en carreteras convencionales, 90 km/h.

4. Radares

No hay muchos radares fijos. De vez en cuando hay alguno móvil en coches de policía camuflados. Incluso hay coches de incógnito circulando. Las multas son estrictas y puede conllevar pérdida de carnet durante 1 mes.

5. Peajes

Casi todas las carreteras son libres de peajes. Las que son de peaje tienen garitas donde pagar como por ejemplo la Carretera de Los Glaciares o Algonquín Provincial Park.

Hay otras autopistas de peaje que se llaman ETR. Están indicadas claramente y se encuentran en Toronto especialmente. En ellas se necesita un telepeaje al estilo de Portugal, no hay garitas sino unas cámaras para cobrarte a través del ViaT canadiense que va instalado en la luna delantera del coche. Pregunta en tu agencia de alquiler de coches si lo lleva antes de meterte en este tipo de vías. Si te metes y no lo llevas, te llevarías una multa en caso de que te pare la policía. Si no te paran, no ocurre nada.

6. Gasolina

La gasolina es alrededor de un 10-20% más barata que en España. Se mide en litros y no en galones como en EEUU. Consulta a tu compañía de alquiler cuál es la que debes echar en tu coche. Si vas a zonas naturales alejadas de las grandes ciudades, sal con el depósito lleno ya que las distancias son enormes en este país.

7. Obras

Los meses de buen tiempo las carreteras canadienses se llenan de obras. Durante 8-9 meses la climatología es muy dura y las carreteras sufren grandes desperfectos que tienen que ser reparados en verano.

8. Atascos

Cuando llega el buen tiempo los canadienses salen en masa para aprovechar los 3 meses que tienen para disfrutar en manga corta. Se forman atascos en las entradas/salidas de las grandes ciudades como Toronto, Montreal o Vancouver.

9. GPS

Un GPS para guiarte es necesario. Google Maps suele acertar con los tiempos de conducción, así que una buena opción es descargar los mapas sin conexión. Una alternativa sería Maps.me descargando el mapa de la región de Canadá a la que vayas.

10. Aparcamiento

En todas las grandes ciudades se paga por aparcar un precio elevado, acorde con el nivel de precios del país. En las Cataratas del Niágara por ejemplo, 3 horas son 50 dólares, mientras que en Toronto un día entero son 25-30 dólares. Una alternativa, si el centro te queda lejos, es dejar el coche aparcado en tu alojamiento y moverte en transporte público.

Normas de circulación distintas a Europa

Te cuento una serie de datos y normas en que se diferencia la conducción canadiense de la europea:

  • Cuando llegas a un cruce, los semáforos a los que tienes que atender están en frente, al otro lado del cruce, no justo en la línea donde te tienes que detener.
  • Al llegar a un cruce, si quieres girar a la derecha, siempre que no venga ningún vehículo lo puedes hacer, incluso si tienes el semáforo en rojo.
  • En un cruce, si vas a girar a la izquierda, puedes hacerlo directamente si tienes una flecha hacia la izquierda en verde. En caso de tener un verde sin flecha, te adelantas, te paras para dejar pasar a los que vienen de frente y pasas una vez que no venga nadie.
  • Puedes adelantar por la derecha en carreteras de 2 o más carriles, está permitido.
  • El cambio de sentido o lo que popularmente se conoce como “dar la vuelta”, está permitido en muchos cruce. En Canadá se llama U-term. En caso de estar permitido, hay una señal que lo indica al lado de los semáforos con que pone exactamente U-term”.
  • Existen muchos cruces de 4 stops, es decir, en que todos tienen un stop. Lo que hay que hacer es fijarse quién llega primero, hacer el stop y después se pasa en orden de llegada.
  • Si pasa una ambulancia en servicio de emergencia, hay que apartarse y pararse, incluso si va en sentido contrario o tiene espacio suficiente. Esto se hace en cualquier vía, ya sea urbana o interurbana.
  • Si vais 2 o más ocupantes en el coche, fíjate en las autopistas cercanas a alguna ciudad puesto que el carril izquierdo suele ser de alta ocupación. Está también indicado.
  • En algunas autopistas hay carriles centrales para girar a la izquierda en vez de salir por la derecha y cruzar la carretera por un puente o un túnel. Estos carriles los usan los coches en ambos sentidos, es decir, hay que acceder a ellos cuando estés a pocos metros del desvío para no cruzarte con uno de frente, detenerte cuando vengan coches de frente y pasar cuando no venga ninguno.
Autopista Toronto (Canadá)
Circulando por un carril de 2 o más ocupantes

Cómo conducir coches automáticos

La mayoría de coches en Canadá son automáticos incluidos los coches de alquiler. Si no has conducido nunca uno, te explico brevemente las diferencias con uno manual.

La principal diferencia está en que no existe el embrague con lo que el pie izquierdo no se usa para nada. Las marchas van cambiando solas sin necesidad de hacer nada. Éste es el principal problema cuando estás acostumbrado al manual: intentas usar el izquierdo para frenar pegando latigazos puesto que estamos acostumbrados a pisar con fuerza. Para evitarlo, una idea puede ser esconder el pie izquierdo por detrás del derecho.

La otra gran diferencia está en la palanca de cambios que tiene 4 posiciones:

P (parking): posición de aparcamiento en el que el coche no se puede mover.

R (reverse): para echar marcha atrás. Como ocurre en los manuales, normalmente hay que pulsar otro botón a la vez para accionarlo.

N (neutral): posición de punto muerto. Cuidado porque no deja el coche frenado por sí sola. En caso de que estés en cuesta, deberás pisar el freno para que no se desplace el coche.

D (drive): es la posición de conducción, la que debes meter para moverte para adelante.

Para arrancar debes pisar el freno y tener la marcha P metida. Para moverte para atrás, si lo necesitas, metes la R. Y si sólo tienes que ir para adelanta, metes la D. A partir de ese momento, tan sólo tienes que preocuparte de acelerar, frenar y de dirigir el coche con el volante. Así de fácil.

Una cosa importante es que cuando estás parado con la posición D, si no mantienes el pedal del freno pisado, el coche se va para adelante.

Palanca cambios automático en Canadá
Palanca de cambios automática

Deja una respuesta