Si eres de los que no quieren que les descubran nada antes de un viaje, no sigas leyendo este artículo. Nosotros somos de ésos, pero hay mucha gente que prefiere saberlo o que viaja a través de las palabras y fotografías. Si después de leer esto te entran ganas de disfrutar de este maravilloso país, lee qué saber antes de viajar a Senegal.

  • El país no es barato para viajar pero no se ven hoteles llenos ni mucho turista viajando. ¿Por qué? Hace 30 años era un destino barato y cada vez más frecuentado por por extranjeros, franceses especialmente. Entonces empezaron a subir los precios de los alojamientos sobre todo hasta que casi se igualaron a países como España e Italia. A partir de ese punto,  los turistas cambiaron de destino. Mientras, en todos estos años no han bajado los precios turistas senegaleses.
  • Senegal debe su nombre al río Senegal. Hay cuatro grandes ríos que atraviesan el país y éste es el más septentrional marcando la frontera con Mauritania.
  • Durante 28 años el Lago Retba fue el final del famoso Rally París - Dakar que finalmente se trasladó a Sudamérica tras las amenazas terroristas de grupos islamistas. Aun hoy se sigue llamando Rally Dakar.
  • Las mujeres tienen prohibido conducir.
  • Se hablan varias lenguas locales además del francés como el basari, tamashek o el wolof, siendo este último el más hablado en el país.
  • El 90% de la población es de religión musulmana y en muchos lugares públicos verás a gente rezando a distintas horas en áreas especialmente habilitadas para ello.
  • Tiene buenas carreteras entre las grandes ciudades, con señalización vertical y horizontal, algo muy difícil de ver en países en vías de desarrollo. Esto ha sido financiado por Estados Unidos como compensación por el gran mal de la esclavitud que afectó a Senegal de lleno y cuyos inicios se pueden comprobar en la Isla de Goree en Dakar. EEUU fue uno de los países que más favoreció el comercio de personas y sintiéndose culpables quisieron obsequiar a los senegaleses con estructuras.
  • Lamentablemente verás a muchos niños trabajando y pidiendo sin ir a la escuela.
  • Las mujeres llevan a los niños colgando en la espalda con telas atadas en el pecho de la mujer de una forma muy curiosa que no parece del todo cómoda para el niño.
  • Un juego muy extendido entre los niños senegaleses y gambianos es hacer rodar ruedas o cubiertas de rueda de bici con una vara con ruedas algo que ocurría en España por ejemplo hace muchos años. Algunas costumbres no entienden de distancias.
  • Verás a muchos vendedores de huevos que cargan bandejas de 36 huevos apiladas unas encima de otras encima de la cabeza. Espectacular el manejo que tienen.
  • En las gasolineras muchos repostan con el motor encendido. La primera vez da miedo pero te acabas acostumbrando.

Si aun no lo has hecho, lee las curiosidades de Casamance, la zona independentista de Senegal.